domingo, 7 de febrero de 2016

Pensamiento - Autofobia




Mientras más lo pienso, la soledad es uno de mis peores miedos. No me malentiendan, me gusta estar solo, me gusta leer y escuchar música en la soledad de mi habitación. Me gusta hurgar en mi mente y ver que tantos pensamientos hay dentro de ella. Pero, me aterra quedarme completamente solo. Alguna vez leí o escuche en alguna parte, que los seres humanos somos sociales de nacimiento, y por ello, nos gusta vivir rodeados de gente. Pero cuando ves con tus propios ojos los animales que encierran dentro de sus jaulas llamadas cuerpos, entiendes que hasta la criatura más bella, puede llevarte al abismo, seducirte hasta que te desprendes de ti mismo y le brindas tu cuerpo a un ser despiadado. Cuando estoy solo me siento más seguro, pero me aterra que al final de mis días, me pierda en la locura del “¿y si me hubiera dejado comer por ella?”. Y aunque me aterre la gente, y su crueldad oculta, prefiero no quedarme en soledad. Así que ahora me voy, a que carcoman mis huesos los que me llaman “amigo”, a que roan mi piel y huesos las ninfas de la ciudad o que me tiren a un agujero los carroñeros que están a mis espaldas.

0 comentarios: