lunes, 10 de octubre de 2016

Diario de un Noctámbulo 5 - Vicios


Un clavo jamás sacará otro clavo... Pero un vicio siempre suplirá otro. Y es que desde que te fuiste me he comenzado a llenar de vicios, para ver si así consigo sobrellevar tu ausencia. Y aunque de manera un tanto artificial, puedo decir que lo estoy consiguiendo. El humo del cigarro que llevo a mis pulmones, llena por algunos segundos el hueco que dejaste en mi pecho. Ese hueco que me produce frío cuando cae la noche, ese hueco donde solía haber sentimientos, ese hueco que ahora es llenado con humo para darme calor, ocultar mi dolencia y sentirme completo.
Pero el cigarro no es mi único medicamento contra tu ausencia, también encontré en el alcohol un suplemento artificial a mi dolencia. Y es que, cuando la noche amaina y se ensordecen las calles, tomo una botella de tequila de la alacena y comienzo a preparar brebajes. Uno tras otro los consumo sin medida, hasta que mi cerebro se apaga y así es como termino mi día.
Debo de reconocer que estas curas artificiales me comienzan a destruir poco a poco. Pero cuando intento dejarlas de lado, llegas siempre tú a mis recuerdos... Pero nunca estas sonriendo.
-Noctámbulo

0 comentarios: